Taberna del Puerto, Tazacorte:

Sol, playa, mar y cocina canaria de alta calidad

A los amantes del sol les ha tocado el gordo en el Puerto de Tazacorte. Aunque el pueblo apacible no sólo ofrece el mayor número de horas soleadas en La Palma, sino que también brinda playa, mar y una puesta de sol fantástica. Y para todos aquellos que tengan ganas de comida canaria o simplemente disfrutar de un poco de vino con vistas al mar abierto: directamente en el pequeño paseo se encuentra situada la romántica Taberna del Puerto, que invita con sus platos, bebidas y servicio de alto nivel.
Parejas enamoradas que pasean de la mano, bañistas que recogen sus pertenencias, malabaristas que demuestran su habilidad – el pequeño paseo del Puerto de Tazacorte ofrece para todos un lugar soleado en el que relajarse, calentarse y divertirse tranquilamente.
Sin poder pasarlo por alto, al lado de la Plaza Castilla y enfrente del antiguo muelle en la playa, desde el que en su día muchos palmeros embarcaron hacia Cuba, brilla en la luz del sol, pintada de un amarillo cálido, la Taberna del Puerto, de la que algunos todavía creen erróneamente que se trata de una iglesia antigua.
El antiguo almacén de los pescadores locales y los emigrantes cubanos fue restaurado cariñosamente en la primera mitad de los años noventa y convertido en un lugar de reunión, que se siente comprometido con la historia del pueblo y reúne tradición palmera, cocina canaria y gastronomía de alto nivel en uno. En el salón de la Taberna podemos encontrar fotos antiguas y restos que reavivan la historia del edificio.
Con tal arraigo no es de sorprender que el equipo de cocina de la Taberna consista exclusivamente de personas del pueblo, que se aseguran de conservar el carácter canario en toda su modernidad. Incluso el pescado fresco procede, entre otros, de pescadores parientes y vecindarios.

La ensalada Taberna

La Taberna abre sus puertas ya desde última hora de la mañana para todos los que llegan de caminata desde El Time o los que quieran disfrutar de un cortado con vistas al mar antes de iniciar su baño de sol.
Cuando abre la cocina, sobre las doce, no tardan mucho en llenarse los mejores sitios y estudiarse las cartas en las mesas (por cierto, tienen una carta realmente buena para niños).
Naturalmente, la carta se centra en pescados y mariscos. La oferta impresiona por su variedad: más de treinta platos diferentes de pescado – desde la sardina, pasando por el dentón y hasta el barracuda – satisfaciendo incluso a los más exigentes. Pero también los amantes de la carne están de enhorabuena: deberán probar necesariamente el estofado canario de cerdo o los filetes fantásticos. Y para matar el gusanillo recomendamos el queso de cabra asado con crema de higos, las tapas variadas o la ensalada Taberna. ¡Son todo un placer!.

La paella de mariscos de la Taberna es una fiesta para los sentidos.

En conclusión, para quien busque la combinación de atmósfera especial con tradición palmera, cocina canaria de alto nivel y un servicio realmente excelente, le recomendamos de todo corazón que pase por la Taberna del Puerto. ¡Pero no se olviden las gafas de sol! (Uwe S. Meschede)

* * * *   6 votos

This entry was posted in cat_archiv. Bookmark the permalink.

Comments are closed.